* Los Ángeles

   
 


 

 

El Rincón de los Sueños


* Los Sueños


* Rituales, Hechizos y Conjuros Mágicos


* Los Ángeles


* Seres del Mundo Mágico


*Consulta la Fase Lunar


Contacto


* ORACIONES PODEROSAS


*APORTACIONES DE NUESTRAS VISiTAS

 


     
 



     La palabra ángel quiere decir mensajero, y eso es lo que son: mensajeros de la Divinidad. Están entre nosotros y Dios y tienen la función de guiarnos para poder cumplir la misión que hemos pactado antes de nacer ya que precisamente, en el momento de nacer, el Ego mental nos "formatea" los recuerdos y no sabemos quiénes somos, qué venimos a hacer y porqué. Su trabajo consiste en que en nuestro proceso llamado Vida Terrenal, cumplamos con lo pactado y podamos interactuar con la Misión Divina y el nuevo Libre Albedrío (capacidad de elegir libremente todo lo que deseemos en todo momento y en todas decisiones) que se nos da en todos nuestros regresos a la Tierra.
 

     A parte de nuestro Guía, que es el Ser que nos acompaña en el mismo momento de nacer, existen otros Ángeles Custodios que según la fecha de nacimiento nos acompañan también en nuestra evolución y en nuestro proceso aunque, como ya he dicho antes, existen tantos Seres de Luz que no es posible calcular con exactitud cuántos tiene cada Ser Humano y para qué:

¿Cuál es tu Ángel?:

Vehuiah
- Dios elevado y exaltado por encima de todas las cosas - 21 a 25 Marzo

Jeliel - Dios que socorre - 26 a 30 Marzo

Sitael - Dios esperanza de todas las criaturas - 31 Marzo a 4 Abril

Elemiah - Dios oculto - 5 a 9 Abril

Mahasiah - Dios salvador - 10 a 15 Abril

Lelahel - Dios loable - 16 a 20 Abril

Achaiah - Dios bueno y paciente - 21 a 25 Abril 

Cahetel - Dios adorable - 25 a 30 Abril

Haziel - Dios misericordioso - 1 a 5 Mayo

Aladiah - Dios propicio - 6 a 11 Mayo

Lauviah - Dios loado y exaltado - 12 a 16 Mayo

Hahaiah - Dios refugio - 17 a 21 Mayo

Iezalel - Dios glorificado sobre todas las cosas - 22 a 26 Mayo

Mebahel - Dios conservador - 27 a 31 Mayo

Hariel - Dios creador - 1 a 6 Junio

Hekamiah - Dios que rige el universo - 7 a 11 Junio

Lauviah - Dios admirable - 12 a 16 Junio

Caliel - Dios pronto a socorrer - 17 a 21 Junio

Leuviah - Dios que socorre a los pecadores - 22 a 27 Junio

Pahaliah - Dios redentor - 28 Junio a 2 Julio 

Nelkhael - Dios solo y único - 3 a 7 Julio

Yeiayel - La derecha de Dios - 8 a 12 Julio

Melahel - Dios que libera de los males - 13 a 18 Julio

Haheuiah - Dios bueno por sí mismo - 19 a 23 julio

Nith-haiah - Dios que da sabiduría - 24 a 28 Julio

Haaiah - Dios oculto - 29 Julio 2 Agosto

Yerathel - Dios de bondad - 3 a 7 de Agosto

Seheiah - Dios que cura a los enfermos - 8 a 13 de Agosto

Reiyel - Dios pronto a socorrer - 14 a 18 Agosto

Omael - Dios paciente - 19 a 23 Agosto

Lecabel - Dios que inspira - 24 a 28 Agosto

Vasariah - Dios justo - 29 Agosto a 2 Sept.

Yehuiah - Dios que conoce todas las cosas - 3 a 8 Sept.

Lehahiah - Dios clemente - 9 a 13 Sept.

Chavakiah - Dios que da alegría - 14 a 18 Sept.

Menadel - Dios adorable - 19 a 23 Sept.

Aniel - Dios de las virtudes - 24 a 28 Sept.

Haamiah - Dios la esperanza de todas las criaturas de la tierra - 29 Sept a 3 Oct.

Rehael - Dios que recibe a los pecadores - 4 al 8 Octubre

Ieiazel - Dios que regocija - 9 a 13 Octubre

Hahahel - Dios en tres personas - 14 a 18 Octubre

Mikael - Semejante a Dios - 19 a 23 Octubre

Veuliah - Dios rey dominador - 24 a 28 Octubre

Ylahiah - Dios eterno - 29 Octubre a 2 Nov.

Sealiah - Dios motor de todas las cosas - 3 a 7 Nov.

Arial - Dios revelador - 8 a 12 Nov.

Asaliah - Dios justo que señala la verdad - 13 a 17 Nov.

Mihael - Dios padre socorrible - 18 a 22 Nov.

Vehuel - Dios grande y elevado - 23 a 27 Nov.

Daniel - Dios misericordioso - 28 de Nov a 2 Dic.

Hahasiah - Dios oculto - 3 a 7 Dic.

Imamiah - Dios elevado por encima de todas las cosas - 8 a 12 Dic.

Nanael - Dios que rebaja a los orgullosos - 13 a 17 Dic.

Nithael - Dios rey de los cielos - 18 a 22 Dic.

Mebahiah - Dios eterno - 23 a 27 Dic.

Poyel - Dios que sostiene el universo - 28 a 31 Dic.

Nemamiah - Dios loable - 1 a 5 Enero

Yeialel - Dios que atiende las generaciones - 6 a 10 Enero

Harahel - Dios que conoce todas las cosas - 11 a 15 Enero

Mitzrael - Dios que consuela a los oprimidos - 16 a 20 Enero

Umabel - Dios por encima de todas las cosas - 21 a 25 Enero

Iah-hel - Dios ser supremo - 26 a 30 Enero

Anauel - Dios infinitamente bueno - 31 Enero 4 Febrero

Mehiel - Dios que vivifica todas las cosas - 5 a 9 Febrero

Damabiah - Dios fuente de sabiduría - 10 a 14 Febrero

Manakel - Dios que mantiene todas las cosas - 15 a 19 Febrero

Eyael - Dios delicia de los niños - 20 a 24 Febrero

Habuhiah - Dios que da con liberalidad - 25 Feb. a 1 Marzo

Rochel - Dios que lo ve todo - 2 a 6 Marzo

Jabamiah - Dios verbo que produce todas las cosas - 7 a 11 Marzo

Haiaiel - Dios dueño del Universo - 12 a 16 Marzo

Mumiah - Dios finalidad de todas las cosas - 17 a 21 Marzo

     Si no nos sentimos cómodos con alguno de estos nombres, no hay porqué preocuparse, podemos poner a nuestro Ángel el nombre que queramos ya que para Ellos eso no es importante sino que lo realmente vital para Ellos es que los podemos intuir, notar, percibir... y con cualquier "etiqueta humana" que le pongamos ya servirá.  La importancia del nombre es que mediante éste nos sentimos más cercanos a nuestro ángel y podremos pedirle con mayor comodidad, en definitiva, lo haremos nuestro.  Las peticiones que podemos realizar a nuestro Ángel pueden ser de todo tipo, como por ejemplo protección o abundancia, o cosas más simples como un aparcamiento, pero para ser más exactos en lo que podemos lograr por medio de las peticiones angélicas, estas deben efectuarse de la manera adecuada, es decir, pidiendo siempre el fondo de las cosas y no la forma de las mismas.

     Pedir con amor y con sinceridad a los Ángeles no hará que las cosas salgan siempre como nosotros queremos ya que hay un Plan Divino en el Universo que no puede ser alterado por muchas peticiones que hagamos, pero sí que facilita la posibilidad de que vivamos en nuestra vida verdaderos Milagros.

     Debemos tratar a nuestro Ángel como a un amigo invisible y no sólo pedirle cosas sino incluso comentárselas, expresando nuestras frustraciones, enfados, alegrías, tristezas.... Háblale interiormente, sin necesidad de hablar ni de expresar... simplemente siente lo que piensas y deja que Él mueva el Universo y te guíe.

     Los Ángeles son Vibraciones Invisibles Elevadísimas pero que no los veamos no quiere decir que no podamos sentirlos. Si establecemos una auténtica Conexión Angélica seremos capaces de notar su presencia en nuestro interior.